Mirador Virtual Mobile

Quilmes perdió la primer final

Gimnasia derrotó 87 a 69 a Quilmes de Mar del Plata y se puso uno a cero en la final de la de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de basquetbol. Mañana, desde las 21,30, disputarán el segundo punto.

El equipo de nuestra ciudad fue el amplio dominador. Dibujó en todo momento una distancia importante y con un mayor nivel y con la superlativa actuación de Federico Aguerre (36 puntos, con 7 de 11 en triples, y cuatro rebotes), se alzó con una victoria tan incuestionable como esperanzadora, debido a que reflejó vastas chances de ponerse dos a cero mañana.

Desde el comienzo mismo fue Gimnasia el que dominó todas las acciones, ajustando para evitar las penetraciones e imponiendo presencia cerca del cesto, así siempre estuvo al frente en el marcador, pese a que los visitantes tuvieron algunas segundas instancias y no permitieron que el rival pueda jugar en velocidad. De igual manera el Verde ofreció la sensación de ser más que su rival.

En el segundo cuarto el juego mantuvo la tendencia, y Gimnasia llegó a establecer una diferencia de 15 puntos, con los rompimientos de Scala y de De Los Santos y la gran efectividad de Aguerre, que además le puso mucha intensidad para ir a buscar el rebote. Quilmes se vio doblado permanentemente, y hasta ese entonces nunca estuvo en juego, mostrando solamente algunos aportes de Lucas Ortiz y de Diego Romero.

Perdió el rumbo el mens-sana en los minutos iniciales del tercer chico; y si bien consiguió sustentar una interesante diferencia, permitió que se agrandara el oponente, de todas maneras no tardó en detenerlos con los triples casi seguidos de Scala y Aguerre que lo llevaron nuevamente al frente. Esas acciones le devolvieron la consistencia y llegó a distanciarse por 20.

Con un parcial de 12 a 2 los cerveceros se la jugaron y se ilusionaron con llegar a un final cerrado sobre el arranque de los últimos 10 minutos. Pero otra vez los dirigidos por Gonzalo García, volvieron a jugar bien y con la misma fórmula de los triples de Scala y Aguerre -gran juego en los dos aros- volvió a enfriar a la “cerveza” para dirigirse a una clara celebración.

Lesionados

Varias fueron las ausencias en el partido de anoche. Gimnasia perdió, como ya era sabido, al interno Pablo Orlietti por un desgarro de un centímetro y también al externo Federico Giarraffa, que sufrió un fuerte golpe por el torneo local en la semifinal frente a Federación y durante la semana fue operado en un testículo.

También el cervecero tuvo bajas importantes, porque no jugó Walter Baxley, que se quedó en el hotel céntrico por un fuerte cuadro febril, y tampoco lo hizo Luca Vildoza, que ni siquiera viajó por una contractura.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta