Mirador Virtual Mobile

Radiografía de cómo serán los maestros y las aulas del futuro

Nace una nueva lógica y ética docente en donde los maestros son responsables de que todos sus alumnos, cualquiera sea su condición, aprendan bien. Infobae entrevistó a Desirée Pointer Mace, experta en formación docente de la Universidad de Alverno, Milwaukee, Estados Unidos). El docente como pieza clave de la educación que se viene

Si el entusiasmo y la felicidad a la hora de enseñar son dos atributos que un maestro nunca debe perder en el camino, la experta en educación Desirée Pointer Mace, decana de la Escuela de Educación de la Universidad de Alverno, Milwaukee, en Estados Unidos es un ejemplo perfecto.

Pointer Mace es experta en formación docente, aprendizaje inclusivo y efectivo (AIE) en la formación docente y en las aulas.Trabaja desde hace un tiempo en el desarrollo de una nueva lógica docente basada en aptitudes, habilidades y en cómo integrar la tecnología en las aulas.

Escuchando a Pointer Mace, los maestros del mundo pueden estar tranquilos de que el docente es la pieza fundamental para transformar la educación que se viene.

Invitada por la Universidad Católica Argentina (UCA) visitó la Argentina y dictó cursos de posgrado para más de cien docentes argentinos. El «nuevo» modelo de formación docente apunta a la calidad y también a que el rol docente pueda adecuar su mirada hacia los nuevos tiempos.

«El maestro debe asumir que ya no es un ser iluminado que está parado frente a la clase y «dicta» contenidos. Hoy hablamos de topics (temas) más que de disciplinas y se construyen entre todos. El maestro debe estar rodeado por sus alumnos y otros docentes para construir más conocimiento», dispara la experta norteamericana.

Pointer Mace vive en Milwaukee, la ciudad más grande del Estado de Wisconsin, Estados Unidos. Y trabaja en la Universidad de Alverno (Alverno College) una institutción que desde la década del ´70 trabaja en un modelo de formación docente novedoso, de calidad, con una mirada que logra adecuar el rol docente a las necesidades actuales.

Wisconsin no es un estado que reproduce el estatus medio de la educación de los Estados Unidos. Es un estado diverso y con un gran porcentaje de inmigrantes y con zonas pobres. Y justamente eso es lo que tentó a Pointer Mace. Ella integra desde el 2009 el equipo de diseño del Consorcio Nacional de Evaluación del Desempeño Docente en Estados Unidos y es referente de la reconocida Asociación Americana de Institutos de Formación Docente (AACTE, por sus siglas en inglés).

En una entrevista con Infobae Desirée Pointer Mace ahondó sobre cómo se puede incorporar a la formación docente en la Argentina el modelo de Aprendizaje Inclusivo y Efectivo (AIE).

– ¿Cómo se desarrolla el modelo del Aprendizaje Inclusivo y Efectivo (AIE) en la formación docente y como se traslada a las aulas?

Desirée Pointer Mace: En primer lugar se trata de comprender lo que significa ser docente. Hace dos siglos el rol del docente estaba basado casi exclusivamente en transmitir contenidos; hoy prácticamente los contenidos los encontramos en un teléfono; los chicos tienen un mundo de contenidos a un click de distancia. Hoy el acceso al contenido ya no es nuestro principal desafío.

La formación de docente inclusiva y efectiva quiere decir que tenemos que pensar en formar docentes que puedan servir a las necesidades que plantea el aula. Y no al revés, que el aula deba acomodarse al docente.

¿QUÉ NECESITAMOS FORMAR EN UNA PERSONA? ÉSTA ES LA PREGUNTA QUE DEBE ATRAVESAR A LOS DOCENTES DEL FUTURO, DICE POINTER MACE.

Ya no se parte de la idea de este es mi contenido y lo voy a enseñar a un auditorio. Y luego veré cómo y qué aprenden. Se trata de profundizar la idea de a quiénes tengo enfrente. ¿Cuáles son sus fortalezas y cómo puedo desarrollarlas? Cuál es la mejor estrategia de enseñanza: ¿individual? ¿grupal? El desafío en formación docente es preparar personas que puedan hacer este cambio y aplicarlo en el aula.

Nueva educación en Alverno College

Milwaukee no sólo es una ciudad grande sino que es un ejemplo de multiculturalidad en el medio oeste de Wisconsin. Cerca de 2 millones de personas viven en el área metropolitana y su población de origen es bien diversa: blancos, afroamericanos, amerindios, asiáticos, isleños del Pacífico y muchos latinos.

En este contexto, Alverno College se replanteó su forma de enseñar para superar el enciclopedismo clásico y reordenar todo su accionar en función del perfil humanista y profesional que buscaban para sus graduados.

Alverno logró combinar la tradición institucional y sus valores, una formación destinada a consolidar aptitudes y competencias (ability-based learning) en el estudiante, los procesos de evaluación reflexivos e integrados en el aprendizaje, una nueva ética de la responsabilidad del equipo docente y la inclusión de sectores pobres.

-El caso de Alverno College se ha convertido en uno de los más estimulantes y efectivos modelos de formación docente de las Américas. ¿Cómo lo implementaron?

Dice Pointer Mace: «Hace más de cuarenta años, la comunidad de las monjas franciscanas fundaron la Universidad de Alverno y decidieron focalizar en dos cuestiones: ¿Qué necesitan los docentes? y ¿Qué necesita la comunidad para la cual se está preparando a los alumnos?.

Así desarrollaron una serie de aptitudes que conecta la enseñanza de los maestros en el aula, con la comunidad en la cual viven y van a desarrollarse en el futuro.

En inglés utilizamos la palabra abilities (habilidades), más propia en nuestro idioma para hablar de estas cuestiones; pero en castellano, habilidades está más vinculado a la práctica concreta. Así que la unión de palabras sirve para sintetizar que lo importante es qué hacemos con la mano, pero también qué hacemos con el corazón y la mente.

-¿Cuál es la transformación que propone la educación inclusiva y efectiva?

Los maestros deben conservar la aptitud de la conceptualización, es decir comprender el contenido. Esta nueva lógica de formación docente lo que agrega es que con esa aptitud sola no alcanza.

Se necesita desarrollar en los docentes una especie de «kit de cinco aptitudes»: la primera, la conceptualización, comprender en profundidad el contenido; la segunda, el diagnóstico, observar, preguntar y entender las necesidades del auditorio al que me dirijo; la tercera, gestión efectiva, preparar el ambiente y el espacio para el aprendizaje, incluso si es virtual. Además, manejar recursos humanos y horarios.

La cuarta, la comunicación para transmitir la enseñanza con claridad, pasión y entusiasmo. Y la quinta, que podría ser la primera, es la interacción inclusiva, el rol del corazón en la docencia. El docente tiene que lograr establecer una dinámica de motivación con los alumnos y para eso hay que mostrar confianza.

En la Argentina también

La experiencia argentina sobre Aprendizaje Inclusivo y Efectivo (AIE) aplicado a la formación docente la lleva adelante la Universidad Católica Argentina (UCA) de manera pionera e innovadora.

Consultada por Infobae, Gabriela Azar, directora del departamento de Educación de la Universidad Católica Argentina (UCA) explica: «Hace varios años que el departamento de Educación de la UCA está trabajando en conjunto con Alverno en este modelo de aprendizaje. A partir del año 2016 contaremos con nuevas carreras planificadas, gestionadas y evaluadas bajo este nuevo modelo de Aprendizaje Inclusivo y Efectivo (AIE)»

Azar de la UCA agrega: «Es un desafío necesario pensar, diseñar e implementar este nuevo modelo pedagógico para garantizar el cambio cualitativo que necesitamos, para poder posicionar a la formación docente como una sólida profesión orientada a la mejora de los aprendizajes en todos los niveles y modalidades de nuestro sistema educativo, en orden a garantizar calidad educativa, equidad social y legitimidad moral».

-Desirée, usted habla del lugar central del corazón y el compromiso docente a la hora de enseñar. ¿Cuál es su diagnóstico sobre los docentes argentinos?

Entre los docentes argentinos que he conocido y compartido cursos y debates, su corazón está intacto. Y tal vez esto no se advierte cuando se evalúa a los docentes.

En mi estadía en la Argentina, he visitado diversos contextos educativos en Villa Soldati, Belgrano, Tigre; además, conocí más de ciento veinte docentes y directivos que participaron en los cursos de posgrado en la UCA y me han mostrado cada día que tienen interés, pasión y entusiasmo para enseñar.

En mi país también existe una burocracia educativa que no apoya, ni destaca el rol del corazón a la hora de enseñar. Y justamente allí radica la diferencia: es lo que cierra las brechas de logro y es lo que asegura que los chicos se puedan autoevaluar porque están impulsados a tomar riesgos.

– Entonces el docente claramente ocupa un lugar central en el educación del futuro

Pointer Mace: ¡Claro que sí! Si un maestro de Belgrano está sentado en una capacitación al lado de un maestro de un colegio de Villa Soldati; sus alumnos también deben vivir en el mismo mundo y desarrollar las mismas aptitudes.

Milwaukee una de las ciudades más segregadas por el nivel sociocultural y por la pobreza; y por eso yo trabajo allí. Me gusta ser parte de la respuesta, de la solución

Enseñar a los que enseñan

La polémica alrededor del funcionamiento de los Institutos de Formación Docente en nuestro país está instalada básicamente sobre dos cuestiones: su falta de actualización y su sobredimensión. En 2007 se agregó la creación del Instituto Nacional de Formación Docente –INFD- con la idea de aunar criterios de todas las provincias.

A la vez, sigue vigente el Estatuto Docente , creado en 1958, que en sus orígenes tuvo la buena intención de profesionalizar la carrera docente pero hoy está desactualizado.

– En nuestro país la mayoría de nuestros maestros se forman en Institutos de Formación Docente (IFD) creados hace 50 años. ¿Cómo logramos la conexión con las generaciones actuales?

La llave maestra es combinar desde el principio, la práctica y la teoría de los contenidos de cada asignatura. Desarrollar gradualmente las aptitudes para el docente.

En Estados Unidos, en la actualidad, existe un gran problema: de cada cien docentes que terminan la carrera y llegan al cargo frente al aula; el 50 por ciento, después de los primeros cinco años, abandonan la profesión. También es muy importante evaluar quienes no deben ser docentes.

Entre los polos del mundo

– ¿Cuáles son los grandes polos del mundo donde está «funcionando» una formación docente innovadora, en donde los conceptos de inclusión y educación ocurren de manera equilibrada?

Pointer Mace: Desde hace tiempo por ejemplo existe el Proyecto Zero de la Universidad de Harvard que desarrolla investigaciones sobre la naturaleza de la inteligencia, la comprensión, el pensamiento, la creatividad, la ética, y otros aspectos esenciales del aprendizaje humano.

La misión que se propone el Proyecto Zero de Harvard es comprender y mejorar el pensamiento de alto nivel y el aprendizaje a través de disciplinas y culturas, en una variedad de contextos, incluyendo escuelas, empresas, museos y entornos digitales.

Pointer Mace advierte acerca de la sobrevaloración que existe por Finlandia: «Para muchos Finlandia parece ser la meca de la calidad educativa, pero no sólo allí ocurren las cosas. Hay decisiones sobre la organización del dictado de clases para generar un ambiente más innovador; el debate sobre temas vs. disciplinas o la discusión sobre si los chicos tienen que estar divididos en las aulas por edades que hoy se pueden dar en Buenos Aires, Milwaukee o en Finlandia».

Así crearemos sociedades más fortalecidas e integradas. Sociedades que podrán innovar, amar, cuidar y aprender.

 

Fuente: Infobae

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta