Mirador Virtual Mobile

Scioli aceptó las renuncias de los jueces Piombo y Sal Llargués y se «archiva» el proceso Jury

Fue a través de los decretos 513 y 514, del 29 de junio. En los considerandos, remarcó que “no existe impedimento alguno para la prosecución del trámite iniciado por el magistrado”, a pesar de que en la Legislatura buscaban destituírlos.

El gobernador Daniel Scioli aceptó el pasado 29 de junio, y a través de los decretos 513 y 514, las renuncias de los jueces Horacio Piombo y Benjamín Sal Llargués, que estaban en el ojo de la tormenta por el fallo en el que atenuaron la pena del violador de un nene de seis años.

Los decretos ya fueron girados a la Corte y contienen la aceptación de la renuncia en base a sendos informes preliminares de la Asesoría General de Gobierno. En ellos se afirma que “no hay actuaciones en tramite” de ambos jueces.

Esto se debe a que los procedimientos iniciados por el Senado no tuvieron la celeridad necesaria. El propio informe de la Secretaria Permanente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios judiciales afirma que “las causas contra Piombo y Sal Llargués (139/11 141/11 de Raul Pérez y de Juan Carlos Piriz) se encuentran en etapa de instruccion de sumario”.

Entre las causas iniciadas cita a la SJ 296/15 que es la ultima, por el fallo que atenuó la pena del violador de un niño de seis años, iniciado por la senadora Fioramonti, y otra impulsada por el senador massista Jorge D’onofrio que se encuentran a la espera de la convocatoria. Tambien cita la causa 298/15 y 300/15 en cumplimiento de disposiciones.

Por esto, dice el informe, “no existe impedimento alguno para la prosecusiòn del tràmite iniciado por el magistrado”. Un último informe de la Asesoria General de Gobierno, que cita lo afirmado por el jury, estima oportuno aceptar la renuncia presentada por ambos.

Vale recordar que ambos jueces habían presentado sus dimisiones a comienzos de junio, en paralelo a los procesos de destitución que se habían iniciado en el Senado y que tenían como destino casi seguro su desafuero. «Hasta la suspensión del magistrado, puede renunciar. Si lo hace y el Ejecutivo acepta la renuncia, se terminó el proceso de destitución», explicó esta semana en Lado P Ulises Giménez, Secretario Permanente Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios de la Provincia de Buenos Aires.

Con la aceptación de la renuncia por parte del Ejecutivo, el «jury» queda archivado. Es por ello que el propio bloque FpV, además de la oposición, pidieron que el Gobierno no aceptara las renuncias.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta