Mirador Virtual Mobile

Scioli cuenta con el aval legal de la Asesoría General para aceptar la renuncia del juez Piombo

El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, ya cuenta con el aval legal de la Asesoría General para avanzar en la aceptación de la renuncia del juez de Casación Penal Horacio Piombo, uno de los dos magistrados que atenuó la pena al violador de un niño de 6 años al considerar que el menor tenía «tendencias homosexuales».Fuentes del Gobierno provincial explicaron que el mandatario bonaerense cuenta con un dictamen de la Asesoría General encabezada por Gustavo Ferrari, que entiende que no existe ningún impedimento legal para aceptar la renuncia del magistrado.

Los voceros detallaron que «seguramente esta semana» el organismo emitirá un dictamen en igual sentido para el caso del juez Bejamín Sal Llargués, quien también presentó su dimisión como magistrado del Tribunal de Casación Penal bonaerense el miércoles pasado.

El ministro de Justicia, Ricardo Casal, ya anticipó que Scioli aceptará las renuncias de los dos magistrados cuando además consideró que «los bonaerenses merecen mejores jueces».

Ahora, el Poder Ejecutivo deberá aceptar las renuncias mediante un decreto, con el que Sal Llargués y Piombo podrán acogerse a los beneficios jubilatorios.

Los jueces fueron cuestionados al conocerse un fallo de julio de 2014, en el que como miembros de la sala I de la Cámara de Casación Penal le quitaron el carácter de «gravemente ultrajante» a la condena que pesaba sobre el vicepresidente del Club Florida, Mario Tolosa, por considerar que el niño abusado tenía «una orientación sexual homosexual».

Así, le redujeron la pena de los seis años de prisión originales a tres años y dos meses, y Tolosa quedó en libertad tras cumplir dos años de cárcel.
En el fallo, Piombo y Sal Llargués argumentaron: «Me afecta al respecto una insondable duda que tiene por base esa familiaridad que el niño ya demostraba en lo que a la disposición de su sexualidad se refiriera. En todo caso y a esa corta edad, transitaba una precoz elección de esa sexualidad ante los complacientes ojos de quienes podían (y debían) auxiliarlo en ese proceso».

Piombo fue expulsado, además, de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata y de la Universidad Nacional de La Plata, mientras que Sal Llargués fue apartado de la Universidad Nacional del Sur (UNS) de Bahía Blanca y del Consejo de la Magistratura bonaerense, donde desempeñaba una función administrativa.

La Universidad de Buenos Aires (UBA), en tanto, anunció que inició un proceso de juicio académico para separar del cargo a Sal Llargués, quien se desempeña como profesor regular en la Facultad de Derecho.

TELAM

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta