Mirador Virtual Mobile

Se entregaron las distinciones “Al Maestro Con Cariño”: Edición N° 19

Se entregaron este sábado en la sala de cine de Los Gallegos Shopping las menciones anuales de DeporTEA “Al maestro con cariño” a 11 personajes de la cultura, el periodismo y la sociedad marplatense. La jornada comenzó a las 10.30 de la mañana y la sala estuvo llena casi en su totalidad.

La ceremonia fue presentada por Miguel Toscano, quien remarcó la importancia del premio y los 20 años de la escuela de periodismo, además de anunciar la presencia de Juan Rey (director general de cultura en Mar Del Plata) y el presidente del honorable consejo deliberante Ariel Ciano. Juan Carlos Morales, fundador de la escuela, le siguió y se refirió a los 20 años de DeporTEA: “Hay que festejarlo a lo periodístico”. También agradeció a todos quienes conforman el equipo de la institución, presentes para dar una mano en el evento.

El primer premiado fue el hoy periodista del diario La Capital marplatense y Lobo de Mar en 2013 Miguel Ángel Rubini, quien agradeció con mucho ímpetu y celebró con creces la elección de la manzana como símbolo de regalo al maestro (“Es mi fruta preferida”), aunque él mismo no se considere uno. Rubini dejó como frase: “La credibilidad es el mayor patrimonio de un periodista”.

Luego, fue llamado a recibir su manzana el periodista cordobés de larga experiencia en la prensa española José Marcos, quien le puso un poco de humor al día: “Miguel Ángel me quitó el discurso”. Volvió a marcar la credibilidad y la veracidad como pilares del periodismo, así como también lo son las especializaciones, y agradeció a la colectividad española y a su mujer (“Vamos a comer la manzana a medias¨)

El tercer galardonado fue el medallista argentino en maratón y oriundo de la ciudad Mariano Mastromarino, quien reconoció hablar como “La parte más difícil” para él, aunque con pocas palabras agradeció y catalogó a la entrega de la manzana como un incentivo para lo que se viene: clasificar a los JJ.OO de Rio De Janeiro 2016.

Pablo Pérez Iglesias (Creador del teatro “La Subasta”, manager de Facundo Cabral y la chilena Pilar Sordo, entre otros) pasó a continuación a recibir el premio, y lo compartió con toda su familia y confesó: “El premio me queda grande pero me lo llevo muy feliz a mi casa” luego de mencionar a varios personajes a quien admira que ya lo han recibido.

La siguiente premiada fue Viviana Piovano, de gran carrera en la salud (hoy en día preside ASFIM, sobre la lucha contra la fibrosis quística en el Páncreas). La manzana se la entregó su marido y, visiblemente emocionada, admitió: “Esto es un mimo al corazón, esto da energía para seguir” y pidió a los presentes que se animen a donar órganos. Luego de su aceptación, se reprodujo el video promocional de ASFIM).

Después el turno de la profesora de danza de vasta experiencia por el mundo (hoy en día dirige su propia escuela) y premios tales como la Estrella de Mar y el Lobo de Mar: Anahí Ramos, quien recordó a los suyos como claves (“gracias a mi familia que siempre me dejó volar”) y dedicó la mención de honor a sus alumnos. Curiosamente, dos de ellos –Christian Illuzzi y Belén Saint Anne le entregaron la manzana y luego le dedicaron “Mr. Bojangles”(del musical “Chicago”) arriba del escenario.

Siguió Analía Caviglia, actriz y cantante de teatro que ha participado de grandes obras como “Evita” y “Edith Piaf”, entre otras. Caviglia agradeció a quienes la formaron y con lágrimas en los ojos dedicó la manzana a sus padres y a su marido, el reconocido director Agustín Busefi.

El pianista Luis Reales (tocó con grandes de la talla de Raul Lavié, Roberto Goyeneche y Jaime Torres, entre otros tantos), hoy director General de los teatros Colón y Diagonal, recibió la siguiente manzana y se confesó honrado y muy agradecido al intendente Gustavo Pulti, quien le dio la oportunidad y la confianza para dirigir los teatros del municipio.

Los anteúltimos galardonados fueron los hermanos Weinbaum, Eugenio y Sebastián, de muchos años en televisión y gráfica con su programa “Mdq para todo el mundo” (desde 1989), ganadores del Martín Fierro. Emocionados, el primero en hablar fue Eugenio, quien enfatizó el trabajo de toda su familia y, en especial, a su querida madre (hoy todo un personaje de la ciudad y la televisión). Sebastián trajo humor y una frase para cerrar: “Es fundamental hacer todo con amor y en equipo”.

El último en recibir la manzana fue Hugo Ibarguren, primer campeón mundial argentino en la disciplina de Patín Carrera (Bélgica 1965). El día nacional del patín carrera fue creado en honor a Ibarguren, y se celebra el mismo día en que consiguió el título. Sobre esta mención, declaró su total agradecimiento y agregó: “Este deporte requiere el esfuerzo total de uno”. Contó su experiencia posterior a ganar el mundial (fue a Madrid a ver a Juan Domingo Perón y mostrarle la medalla) y consideró al acompañamiento de los padres como factor clave.

Así cerró una mañana a pura emoción y cariño, con una foto grupal de los premiados y muchos abrazos.

 

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta