Mirador Virtual Mobile

Sequía devastadora: se estiman pérdidas de $87.000 millones

Las Confederaciones Rurales Argentinas aseguran que la falta de lluvias afecta a un 65% del núcleo agrícola. Son 28 millones de hectáreas que sufren las consecuencias

La falta de lluvias sigue afectando a la zona núcleo del país. Una zona comprendida por el sur de Santa Fe, el sudeste de Córdoba y el norte de la provincia de Buenos Aires, donde se está necesitando una importante cantidad de milímetros para que las pérdidas productivas no sean aún mayores a las que ya se están registrando.

Los últimos informes privados reflejan que hay más de 13.000.000 de hectáreas sembradas con soja, maíz y girasol que mantienen una condición de humedad entre regular y mala.

 

La sequía sería la más grave en 70 años.

«La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que el 58% del maíz, el 56% de la soja y el 45% del girasol presentan una condición de cultivo entre mala y regula».
Ante este panorama, y en diálogo con Infobae, el ingeniero agrónomo Matías Lestani, responsable del Departamento Económico de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), aseguró que si se tiene en cuenta la disminución promedio de rendimientos pronosticada por los efectos de la sequía, las áreas de siembra que se perdieron y aun sin contemplar el efecto en la calidad de los granos en cuanto al porcentaje oleico, proteína etc., «la sequía actual impactará en la cosecha gruesa con una disminución de ingreso en su conjunto de $87.000 millones, es decir unos U$S 4350 millones».

Sobre el estado de los cultivos gruesos, Lestani comentó: «El maíz temprano resulta el más perjudicado, seguido por los maíces de segunda, la soja de segunda, la soja de primera y el girasol, todos estos con guarismos cercanos al 60% de condición mala a regular. Las altas temperaturas también jugaron su parte y hoy tenemos un 65% del área núcleo agrícola, nada menos que 28 millones de hectáreas golpeadas y con sus cultivos en una condición mala a regular».

Perjuicio económico

Además, el referente del departamento económico de CRA, sostuvo que cuando a mediados de septiembre del año pasado llegaba información de que el fenómeno climático «La Niña»mostraría su peor expresión, «no esperábamos que fuera con tanta contundencia. Se adelantó unos meses y a partir de noviembre empezó a disminuir el registro de precipitaciones, llevándonos a la situación actual que afecta la región pampeana en casi su totalidad, donde desde el 2009 no se veía una situación parecida y en algunas zonas como Rosario aseguran que es la peor sequía de los últimos 70 años».

Por otro lado, Lestani precisó que ya esta situación está generando un perjuicio en las economías de pueblos y ciudades del interior, «la venta de insumos y semillas (maíz de segunda y soja de segunda) ha caído debido a la complejidad de la situación, se nota en el andar diario en las estaciones de servicio, en el humor de la gente. Los otros días un productor me decía, si llueve, hacé de cuenta que llueve plata», manifestó Lestani.

Fuente: www.infobae.com

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta