Mirador Virtual Mobile

Tomó un colectivo y se encontró con el chofer que atropelló y mató a su hijo

Al identificar al transportista el micro recorría el tramo de Hudson de la Autopista. En ese momento la mujer se levantó de su asiento y sobrecogida por el dolor tomó su celular y procedió a filmar al colectivero.

Carmen Lusardi es la mamá de Ayrton Sires, el nene de 14 años que el 30 de julio de 2012 murió al ser arrollado por un colectivo de la empresa Plaza, poco antes de ingresar a clases en la escuela Santa Marta, ubicada en diagonal 80 y 40.

El caso que por aquel entonces había conmocionado a La Plata y se extendió en la Justicia hasta abril de este año, cuando el colectivero Juan Carlos Ibáñez que embistió a Ayrton fue sentenciado a dos años y ocho meses de cárcel (condena excarcelable) e inhabilitado para manejar por un período de ocho años.

Este miércoles a la mañana, cuando Lusardi abordó una unidad de la línea Plaza para viajar a Capital Federal «como lo hago todos los miércoles» -dijo- se encontró sorpresivamente con Ibáñez sentado al volante del colectivo.

Al identificar al transportista el micro recorría el tramo de Hudson de la Autopista. En ese momento la mujer se levantó de su asiento y sobrecogida por el dolor tomó su celular y procedió a filmar al colectivero.

Delante de los pasajeros y sin poder contener las lágrimas, la mujer le vociferó: «Contale a esta gente por qué paramos, porque mataste a mi hijo hace cinco años y seguí manejando hijo de p… Decilo, contale a esta gente por qué paramos».

«Saben que mató a mi hijo de 14 años en diagonal 80. Asesinó a mi hijo. Fue a juicio y sigue manejando. Sabe que no tiene que manejar», agregó la mujer dirigiéndose a los usuarios. «No manejes nunca más, no tenés vergüenza», lanzó.

Por su parte, el chofer detuvo el rodado y pidió a los pasajeros:»Desciendan del coche, no vamos a seguir. Contale a la gente, decile la verdad, cara rota. Mi hijo está muerto y vos seguís acá sentado como si nada»

Tras el episodio que se cobró la vida de Ayrton, Lusardi encaró una campaña de tránsito por más seguridad vial para los niños que acuden a dichas instituciones, logrando la reducción de la velocidad máxima de 60 a 40 kilómetros por hora y mejoras de las señales de tránsito.
Fuente: http://telefenoticias.com.ar

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta