Mirador Virtual Mobile

Tras la reunión con Macri, la AEPC dio su postura

La Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera celebra la convocatoria realizada por el presidente, Mauricio Macri, para que los distintos actores de la industria pesquera puedan seguir dialogando y acercando propuestas que mejoren la competitividad del sector. El contacto directo con el primer mandatario es una circunstancia para valorar.

Hacemos público el agradecimiento a las autoridades por habernos invitado a participar del encuentro, realizado el pasado viernes en el Inidep. También aprovechamos la oportunidad para exponer algunas cuestiones que, a nuestro entender, podrían apuntalar el trabajo que realizan los más de cincuenta barcos agrupados en nuestra entidad.

En primer término, no podemos ocultar la preocupación que nos genera el presente del Inidep. El organismo de investigación, cuyos informes son la base para el manejo de los recursos pesqueros, tiene a tres de sus barcos inactivos desde hace tiempo. En ese sentido, vamos a seguir reclamando por un desempeño eficiente del instituto científico. Necesitamos saber con claridad cuál es el grado de disponibilidad de las especies en el mar para planificar nuestra tarea y las inversiones.

También nos inquieta el aumento que ha tenido el gasoil, nuestro principal costo operativo. En el último año su precio se incrementó un 48 por ciento. Entendemos que las variables internacionales ligadas al petróleo fomentan este salto, pero también decimos que pone en jaque nuestra rentabilidad. Quizá la disminución de la carga impositiva contribuiría a sobrellevar la coyuntura.

En otro orden, volvimos a pedir un lugar para nuestra entidad en la Comisión Técnica Mixta del Frente Marítimo Argentino-Uruguayo. Entre el 90 y el 95 por ciento de nuestra captura la obtenemos en ese espacio marítimo, por lo que juzgamos conveniente integrarnos al cuerpo que decide cómo y cuándo operar allí.

Por último y en relación a la seguridad de los buques, tema que el Presidente abordó con insistencia, reafirmamos nuestro compromiso para colaborar. Sabemos que es necesario renovar la flota para adaptarse al nuevo contexto y de ese esfuerzo están participando muchos de nuestros asociados. Como muestra, los buques costeros, de entre 15 y 25 metros de eslora, son los que tienen el promedio más bajo de antigüedad.

Todavía queda mucho trabajo por hacer y el Estado tiene un rol que asumir. Agilizar la parte burocrática ligada a la transferencia de los permisos de pesca e instrumentar líneas de créditos accesibles sin dudas dinamizará este proceso de modernización. La sinergia entre el sector público y el sector privado es el único camino posible para disminuir los riesgos de la navegación y fortalecer la actividad.

 

Comentarios

comentarios