Mirador Virtual Mobile

Uruguay: corre riesgo la construcción de la segunda pastera de los dueños de la ex Botnia

La española Acciona y un consorcio que encabeza la local Saceem pelean para ganar la licitación del Ferrocarril Central, que unirá Montevideo con Paso de los Toros. La obra fue puesta como condición central por la finlandesa UPM para invertir u$s 6.000 millones

Una de las obras ferroviarias más importantes de los últimos años para Uruguay corre riesgos de quedar en la nada por una disputa que se generó entre los dos únicos referentes que continúan en carrera para realizar las obras.

El gobierno de Tabaré Vázquez pretende poner en marcha el Ferrocarril Central –que unirá las ciudades de Montevideo y Paso de los Toros-, pero los tiempos comenzaron a sufrir algunas modificaciones respecto de los plazos iniciales.

El primer conflicto que se presentó involucra a la empresa española Acciona. Su propuesta había sido seleccionada como la más adecuada para quedarse con la licitación, pero de un momento a otro, y sin previo aviso, el Ministro de Transporte, Víctor Rossi, anunció que quedaba fuera de competencia “por falta de antecedentes”.

La española presentó un recurso para poder volver a formar parte del proceso, y presentó la documentación y alegatos, situación que se debería haber resuelto durante esta semana.

La misma actitud tomó el consorcio encabezado por la uruguaya Saceem (junto Berkes y firmas españolas y francesas) que objetó la evaluación técnica que realizó la comisión.

En declaraciones a El Observador, Rossi precisó que se trata de «un tema delicado. Vamos a avanzar en el menor tiempo posible porque estamos muy apurados; ya se han ido muchos días. Lo primero será ofrecer garantías y dar seguridad”, afirmó.

Incluso, Rossi evitó estimar el plazo que se tomará la comisión técnica en analizar los argumentos de ambas empresas, antes de avanzar a la última etapa de apertura de los sobres con la oferta económica que definirá el ganador de una millonaria obra de infraestructura para el sistema ferroviario uruguayo.

La importancia de esta obra no se limita al propio sector ferroviario. Del avance del Ferrocarril Central depende la concreción de una de las inversiones privadas de la historia de Uruguay. Se trata de la segunda planta de la pastera finlandesa UPM –la misma que levantó la ex Botnia, en Fray Bentos, y que generó un duro conflicto con la Argentina- que tiene previsto un desembolso de u$s 6.000 millones.

La compañía ya anticipó en reiteradas oportunidades que sin esas vías su plan no tiene sentido, por lo que si no prospera el Ferrocarril Central la nueva planta de UPM corre serios riesgos de ver la luz. Para la empresa, ese tramo es fundamental ya que lo utilizará para transportar sus productos

Entre los los alegatos que presentó la firma española Acciona ante la comisión técnica, la empresa consultó a juristas locales y extranjeros y respondió que cumplió en tiempo y forma con todo lo requerido en el pliego y puntualmente acreditó experiencia en financiación de obras de infraestructura. Asimismo, se consideró que en el pliego no se requería «autorización expresa» de la casa matriz como luego objetó la comisión.

Además elevó consideraciones técnicas sobre la oferta de Grup Vía Central -que lidera Saceem-, en el entendido de que «presenta graves carencias que determinan su descalificación» del llamado.

Entre la oposición no faltan quienes presentan sus dudas respecto de la posibilidad de que el Gobierno ya tenga todo listo para generar el terreno para que el grupo que comanda Saceem se quede con la licitación

Fuente: https://www.cronista.com

Comentarios

comentarios