Mirador Virtual Mobile

Violencia de género: un código secreto en los bares para pedir ayuda

Capacitados por una ONG, brindan asistencia en el momento a las mujeres que están siendo víctimas de una situación violenta o de acoso. Cómo funciona.

Jimena acaba de conocer a un hombre que la intimida. Natalia se encontró con una cita de Tinder, pero la persona no es quien decía ser. Y Laura acaba de cruzarse con su ex, que la viene amenazando desde que terminó la relación. Para saber cómo actuar en estos casos, algunos bares de la Ciudad se capacitaron y cuentan con códigos secretos contra la violencia de género.

Violencia de género: un código secreto en los bares para pedir ayuda

Uno de los carteles colgados en los bares (gentileza Red de Mujeres)

La modalidad ya existe en otros países. «Andá a la barra y preguntá por Angela», es una campaña que se puso en marcha el año pasado en Reino Unido. «El personal del bar sabrá que necesitás ayuda y te ayudará a salir de esa situación, llamará a un taxi o te ayudará discretamente, sin mucho alboroto», decía el cartel colocado en los baños de los bares británicos.

Ahora llegó a la Argentina de la mano de la asociación civil Mujeres en Red. «Venimos trabajando con capacitaciones en distintos ámbitos. A principios de este año, a partir de una denuncia que se presentó en un centro cultural, nos contactaron para ver si podíamos crear alguna estrategia para prevenir estas situaciones», cuenta María del Mar Ramón, vicepresidenta de la ONG.

A partir de entonces, esta red de mujeres –que cuenta con la colaboración de abogadas– está dando capacitaciones en los bares de centros culturales y en algunos locales grandes, como cervecerías. Ya obtuvieron la capacitación y el protocolo dos establecimientos, hay tres que están en proceso y otros 10 se acercaron a consultar. Todos son de Capital, y entre ellos figuran el Club Cultural Matienzo de Villa Crespo y el club de arte Vuela el Pez de Palermo. El proceso tiene un costo, que varía según las horas de trabajo de las capacitadoras.

Violencia de género: un código secreto en los bares para pedir ayuda

En los baños de hombres también hay mensajes contra los abusos (gentileza Red de Mujeres)

Desde la ONG le enseñan a todo el personal de los locales a saber cómo actuar ante estas situaciones. «Primero, que entiendan cómo funciona la violencia de género. Cuáles son los tipos, cómo está estructurada. Y también cuál es el marco legal en Argentina», cuenta Ramón. Luego, la ONG diseñó piezas de comunicación para la prevención de las situaciones de violencia y ahí surgió el tema de los códigos.

En concreto, se trata de carteles ubicados en los baños de mujeres donde dice que el bar recibió la capacitación e informa cuál es la palabra clave. Ese código es secreto de cada bar y va cambiando, porque «si es de público conocimiento, no funciona igual», subraya Ramón, y señala que «la idea es que sea como un pacto entre las mujeres, de no difundir el código». Puede ser, por ejemplo, pedir al mozo un determinado trago. Algunos lugares incluyen también carteles en el baño de los hombres, con mensajes como «en este establecimiento no aceptamos el abuso».

Ante la consulta de qué hace el personal cuando recibe la alerta, Ramón responde que «los protocolos incluyen situaciones de riesgo alto, situaciones de riesgo bajo, prevención y situaciones potenciales de violencia. Depende mucho de la situación que haya vivido la chica y del centro cultural en particular. En teoría funciona porque alguien que está capacitado puede contener la situación y puede hablar con la chica y ofrecerle una serie de herramientas. Puede ser llamar un taxi o acompañarla a algún lugar donde se sienta más segura», cuenta.

Desde el espacio JJ Circuito Cultural –que colocó el cartel en el baño de mujeres– explicaron cómo actúan si se acerca una mujer y dice la palabra clave. «En ese caso llevamos a la persona a un cuarto seguro y le ofrecemos una serie de opciones: esperar a que el agresor se retire del lugar, acompañarla a tomar un taxi o llamar a la policía», dijo a Télam Julieta Carunchio, una de las responsables del local.

Violencia de género: un código secreto en los bares para pedir ayuda

Un cartel que indica que el personal está capacitado (gentileza Red de Mujeres)

«Sentimos la necesidad de poder hacer algo que nos permitiera tanto denunciar como prevenir hechos de acoso verbal, físico o de maltratos. Lo pensamos con la idea de no tener que lidiar con estas situaciones, pero, si suceden, estar a la altura», indicó. Actualmente en ese centro trabajan 22 personas, entre voluntarios y empleados, y todos fueron instruidos sobre cómo reaccionar ante un caso de agresión manifiesta. «Siempre tienen que dialogar con la víctima, no levantar el tono de la voz y facilitarle a quien haya sido agredido los recursos –teléfono y direcciones– a dónde acudir para hacer una denuncia y recibir asesoramiento», señaló Carunchio.

Muchas veces los bares y boliches bailables son punto de encuentros que terminan en maltrato o femicidio, tal como lo demuestra el Registro Nacional de Femicidios de la Corte Suprema, que afirma que en Argentina hubo 254 femicidios durante 2016, a un promedio de un asesinato cada 34 horas en el país. Un caso emblemático fue el de un hombre que citó a su ex pareja en una concurrida pizzería de Caballito y allí mismo la mató a puñaladas, en mayo de 2015.

Datos revelados por el informe 2017 del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoría del Pueblo bonaerense indican que se reciben alrededor de 600 denuncias al día por violencia familiar en las 126 comisarías de la Mujer de Buenos Aires. El 74% de los denunciados por violencia son hombres y el 67% de las agresiones fue verbal, psíquica o emocional, mientras que la violencia física corresponde al 23% restante.
Fuente: Clarin

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta