Mirador Virtual Mobile

Volvieron las suspensiones en algunos sectores de la industria

Techint y FATE suspendieron a cerca de 5.000 empleados por el desplome de la demanda externa. Culpan a Brasil y a la caída del precio del petróleo

Los coletazos del frente externo volvieron a impactar en la producción nacional. Esta semana, empresas del sector metalúrgico y del neumático comenzaron con un plan escalonado y progresivo de cerca de 5.000 suspensiones con el aval de los sindicatos y el Ministerio de Trabajo.

El primer caso que se conoció fue el de la planta de FATE ubicada en la localidad bonaerense de San Fernando. La firma llegó a un acuerdo con el gremio del neumático (SUTNA), que consiste en la suspensión de 1.800 obreros durante dos días a la semana. La medida arrancó este jueves y viernes, y estará vigente durante todo el mes de abril.

Además, el arreglo supone que los operarios cobrarán el 75% de sus salarios durante esas jornadas laborales, junto con un premio por producción del 6 por ciento.

La decisión tomada en conjunto por la empresa y el secretario general del SUTNA, Pedro Wasejko se debió por la caída de las ventas provenientes de Brasil, país que actualmente enfrenta la devaluación del real y el deterioro de su mercado automotor.

Hay malestar entre los obreros. La seccional de San Fernando del gremio, que es opositora a la conducción del oficialista Wasejko (CTA), manifestó su rechazo con las suspensiones. Alega que es inexistente «una situación de crisis» en la compañía, ya que, sostienen, persisten los niveles de producción, hubo nuevas incorporaciones, y se realizan horas extras.

«La empresa como primer reflejo ante un posible problema le mete la mano en el bolsillo de los trabajadores, que si estratégicamente quiere reacomodar el stock o incluso si pasa por una real baja de ventas tiene amplias ganancias acumuladas para pagar al 100% sin afectar los salarios», señaló un comunicado de este sector sindical.

El dueño de FATE, Javier Madanas Quintanilla, culpó al país vecino por las dificultades en la firma y el desplome de los pedidos. «En materia de restricciones a las importaciones, la Argentina lo hace a lo bruto, pero no tiene el expertise de Brasil. Ellos son especialistas», dijo al diario Clarín.

El empresario manifestó que «no venimos con buenas relaciones» con Brasil y que «hay que insistir para eliminar» las restricciones. «Está todo trabado, no ingresan las divisas y no sale la documentación desde hace 6 semanas», añadió.

Ajuste en Techint

Problemas similares en la producción se registraron también en la metalúrgica Tenaris, perteneciente al Grupo Techint. La compañía selló este miércoles un plan de 3.000 suspensiones para la planta de Siderca en Campana ante la baja de las exportaciones producto de la caída del precio del petróleo.

El acuerdo, firmado entre la UOM y la firma de Paolo Rocca, supone el pago del 85% de los salarios para los días de suspensión y se extenderá por tres meses, con la posibilidad de renovarse por otros tres. El acuerdo es por tres meses, pero puede renovarse por otros tres. También se abrió un plan de retiros voluntarios. Según consignó el gremio al diario Perfil, hubo 400 despidos.

«La carga de planta de Campaña está al 30% de su capacidad», uno de los niveles más bajos de la historia de la compañía», dijeron desde Techint al matutino. El panorama está lejos de ser alentador. El precio del petróleo cayó a la mitad desde junio de 2014 y esto afectó a los proveedores.

«En Tenaris, la crisis impactó en diferentes operaciones globales y especialmente a la producción de tubos de acero sin costura de la planta de Campana, que exporta el 70% de lo que produce a diferentes destinos del mundo», precisaron desde la compañía.

Comentarios

comentarios

No comments

Deja una respuesta