Mirador Virtual Mobile

“Wötan”: De Mar del Plata para el mundo

El músico marplatense Andrés Guazzelli se encuentra en pleno proceso de producción de un proyecto musical tan interesante como ambicioso. “Wötan: The Untold Story” es una ópera rock de su autoría que será lanzada por una discográfica estadounidense. En un extenso diálogo con Mirador Virtual, Guazzelli cuenta absolutamente todo: el surgimiento de la idea, la complejidad del desarrollo y las expectativas futuras. Pasen y lean.

Por Mariano Manfredi

¿En qué consiste Wötan?

Wötan: The Untold Story es el proyecto en el que estoy trabajando en este momento, el cual consiste de dos elementos: una plataforma musical, que es una ópera rock, que será lanzada por la discográfica Melodic Revolution Records: y una plataforma literaria, en este caso, en forma de una novela, que en principio será lanzada en formato E-book digital y luego se harán tiradas en papel.

Primero comentame de qué se trata la faceta netamente musical.

La plataforma musical es, a falta de un mejor término, una ópera rock: es decir, el álbum sigue una historia concreta, canción tras canción, en donde hay diferentes personajes que interactúan entre sí. Estilísticamente, el proyecto se acerca más a “una película sin imagen” que a una verdadera ópera rock o a un álbum conceptual, tomando prestado técnicas y enfoques más propios de la post-producción de sonido para cine que de la producción musical propiamente dicha. Musicalmente, el álbum abarca estilos variados como rock sinfónico, música medieval, renacentista, y banda sonora. Principalmente banda sonora.

¿De qué se trata específicamente la historia?

El relato cuenta la “historia no contada” de la Baviera germánica durante las conquistas de Carlomagno y el Imperio Franco alrededor del 780 dC, previas a las invasiones vikingas en Europa Continental. La trama gira en torno a las tribulaciones de su personaje principal, Wötan, un guerrero tribal de origen germánico cuya búsqueda casi aquileana de gloria eterna e inmortalidad pone en riesgo la supervivencia de su propia tribu, mientras que el mundo como él lo conoce está al borde de la desaparición.

¿Cómo y cuándo surge el proyecto?

El proyecto, o al menos la semilla del proyecto, nació en 2004. En aquel momento, me habían llamado para componer parte de la música incidental para un corto ambientado en el medioevo. Una de las escenas necesitaba una secuencia musical más bien triste, melancólica y hasta cierto punto desgarradora. Yo, que en general compongo más bien basado en imágenes, me imaginé la situación de un guerrero tribal que marcha a la guerra y vuelve victorioso, solo para encontrarse con su tribu destruida, incendiada, hecha cenizas. Esa era la “escena” mental que imaginé para componer. Al final, el corto nunca se terminó, así que tenía la semilla de una idea. 

Luego esa idea fue tomando forma…

El tiempo fue pasando, y esa semilla empezó a germinar. Empecé a pensar los detalles alrededor, como por ejemplo la aparición de un Oráculo, con la idea de, tal vez, crear una canción nueva que incluyera estos elementos. Esa idea de una canción nueva se fue transformando en una idea para un EP nuevo, más tarde para un disco nuevo, y finalmente, se transformó en el monstruo que es hoy.

Imagino un proceso realmente complejo en lo que a organización refiere…

Exactamente. Para poder crear una obra de estas características, lo primero que hay que tener es orden y organización. Antes de empezar a pensar en conceptos musicales, hay que organizarse y tener la HISTORIA terminada primero; el relato es lo que importa, la música es simplemente el medio conductor.

Entonces, la historia sufrió diez mil revisiones, correcciones y finalmente, descartes. Después de muchísimas sesiones de brainstorming (tormenta de ideas), llegué al esqueleto básico del relato: tenía un principio, un conflicto, una resolución del conflicto, un desencadenante y, finalmente, un desenlace.

Dentro del relato, ¿Existe alguna conexión concreta con la realidad?

Originalmente, todo el trabajo era ficticio y fantástico, transcurriendo en una ubicación ficticia en un lugar y tiempo con características similares a Europa continental durante la edad Media, y que estos pueblos tuviesen características y costumbres prestadas de viejas civilizaciones antiguas reales, como los celtas, godos, teutones y vikingos.

Entonces hubo un momento de inflexión: buscando imágenes de bosques europeos, di con una foto de un bosque en la Baviera alemana que era increíblemente parecido a la imagen mental que yo tenía de la zona donde transcurría todo. Empecé a buscar más fotos de los bosques bávaros, y me convencí completamente de que allí es donde transcurría todo.

Al elegir un lugar geográfico real, también tenía que elegir un período de tiempo específico, que coincidiera con los elementos de mi esqueleto inicial. Por necesidad tenía que ser el medioevo, pero teniendo en cuenta que las sociedades humanas tenían características celtas, germánicas, vikingas y góticas, tenía necesariamente que ser la Edad Media Temprana. Elegí en un principio, el año 800 dC para empezar a interiorizarme con los detalles de la época.

Luego de esta identificación espacio-temporal, comenzó un arduo trabajo de investigación…

Así es. Empecé a leer un poco más sobre lo que estaba sucediendo en la Baviera alrededor del 800 dC, con respecto a las conquistas del Reino de los Francos a través de Europa Occidental, y así, casi mágicamente, tenía un marco histórico súper preciso. Lo que decidí hacer fue, en vez de crear una historia fantástica, fue crear un relato histórico. Ficticio, pero histórico. A partir de ahí, siguieron meses y meses de investigación de historia medieval, estrategia militar y logística armamentística, mitos y verdades sobre personajes históricos, e investigación artístico-musical medieval, que fue donde mayores cambios, revisiones y alteraciones tuve que hacerle a la historia.

Así fue que entonces la historia original de este guerrero tribal se transformó en “La historia no contada de la Baviera germánica durante las conquistas de Carlomagno”, visto desde el punto de vista del Reino Unificado de los Unghur, una antigua confederación germánica que vivía en las estribaciones de los Alpes, y que fueron aniquilados por los Francos; motivo por el cual nunca llegaron a los libros de historia.

Pero, como comentabas al inicio, esta historia contada como ópera rock trae adjunta una parte escrita.

Así es. La edición física será acompañada por una novela de 500 páginas, la cual explora detalles ausentes en el álbum y sirve para expandir el universo Wötan.

Entonces, el objetivo de la novela es detallar el espectro histórico que ofrece la parte sonora…

Claro, la novela cuenta la misma historia que cuenta el disco, solo que obviamente, amplía detalles que musicalmente no puedo explicar: historias previas, la descripción de las batallas, estrategias, las motivaciones de los personajes. Para poder tener todo el material a mano para anotaciones y letras, un día decidí ponerlo en papel. Leerlo y escribir todos los días me ayudaba a tener fresco todo lo que pasaba.

Estrictamente hablando, tu área es la música. ¿Cómo fue incursionar en la escritura? ¿Cómo fue ese proceso?

En realidad, Wötan no fue mi incursión en lo literario. Escribo hace tiempo, pero nunca nada semejante ni por extensión ni por complejidad en comparación con este proyecto. He escrito algunos cuentos cortos que no han visto la luz, y una noveletta corta, pero esta historia me provocó una evocación visual muchísimo mayor que cualquier cosa que haya escrito antes. Mientras más iba escribiendo, más lo iba imaginando dentro de mi mente, y más se iba transformando en una película mental que en un disco. Y cuando me di cuenta, tenía más de 150 páginas escritas, y no había llegado a la mitad de la historia. Ahí fue donde decidí ampliar el Universo Wötan y plasmar todos los detalles que había imaginado, pero por motivos lógicos no iban a llegar al disco, y reorganicé todo lo que ya había escrito, y me puse a escribir la novelización de la historia, donde puedo ahondar libremente en un montón de elementos que musicalmente no puedo contar.

Contás con la colaboración de músicos de distintos puntos del planeta…

Una vez escrita la historia y comenzado el proyecto, necesitaba obviamente de la gente apropiada como para hacerlo. Asi fue que contacté varios músicos con los que ya había colaborado anteriormente, que aceptaron encantados; y por otro lado, empecé a navegar entre los demás artistas de la discográfica, y empecé a elegir uno por uno los distintos instrumentistas y cantantes que quería que fuesen parte del proyecto.

¿Cuántos músicos ya confirmaron su colaboración?

Hoy en día, el elenco confirmado es de más de 70 personas de todo el mundo. Naturalmente, hasta que cada persona termine de grabar, el elenco técnicamente se considera provisional, ya que cualquiera de ellos podría bajarse en cualquier momento por los motivos que sean. De esas 70 personas confirmadas, encontramos 5 tecladistas, 9 guitarristas, 6 bajistas, 3 bateristas, 3 percusionistas y alrededor de 30 a 35 cantantes. Hay locutores involucrados, y además, músicos que tocan instrumentos autóctonos, como arpas celtas y liras nórdicas, entre otras.

De cualquier manera, siendo un disco gestado en Mar del Plata, quise darle especial énfasis a los artistas locales y argentinos; de esa manera, tal vez darlos a conocer a mercados y gente nueva. Esta nueva era digital nos permite precisamente eso. De esas 70 personas confirmadas, un tercio de ellas son marplatenses. Yo mismo añadiré voces, piano, teclados, y todos los arreglos orquestales, y estaré a cargo de la producción general, y la mezcla del disco.

¿Cómo es trabajar con Melodic Revolution Records?

Trabajar con Melodic Revolution Records me ayudó a crear la infraestructura logística necesaria en donde yo pueda experimentar con un estilo, una sonoridad y una temática que quizás no podría haberlo hecho de haberlo intentado íntegramente en Argentina. Nick Katona (el presidente de la discográfica) afortunadamente apostó a mi locura y me apoya con toda su confianza en lo que hago, lo cual me da libertades inmensas de poder crear trabajos como el que venimos haciendo.

Si hablamos de trabajos, no podemos dejar de mencionar a “Wish You Could Hear”

Por supuesto. Fue el primer simple oficial de mi carrera, una pieza instrumental sinfónica para orquesta y banda, de 13 minutos de duración en cuatro movimientos, en las que participaron Colin Tench de Suecia en la guitarra, Petri Lindström de Finlandia en el bajo y Robert Wolff de los Estados Unidos en la batería.

La experiencia que me dio Wish You Could Hear, no solo en términos de composición, sino de arreglos, y de esta forma de colaborar “virtualmente”, a través de charlas via Skype, envío de material via Dropbox y las barreras del idioma y de las diferencias horarias, me sirvió enormemente para sentirme capacitado para encarar un proyecto tan inmenso… o ambicioso… como es el de Wötan: The Untold Story.

¿Cuándo y porqué medio podremos escuchar los lanzamientos parciales de Wötan?

El primer simple, que será la “Obertura”, se espera que vea la luz del sol a mediados de Enero de 2015, y un nuevo simple cada seis u ocho semanas hasta que el disco esté terminado. El disco cuenta con 36 tracks, de los cuales nueve tienen la posibilidad de ser lanzados como simples.

Los simples serán lanzados en formato digital y se podrán conseguir tanto en la tienda digital de Melodic Revolution Records como en mi propia tienda. Una vez completado el disco, la discográfica se encargará de la distribución física mundial, que tengo entendido llega a casi cualquier país del mundo, y de manera digital, el álbum se podrá adquirir en las principales tiendas digitales del planeta: iTunes, Amazon, Google Play, Spotify, entre otras.

¿Cuáles son tus expectativas con este proyecto?

De por sí, la expectativa principal es terminarlo. La novela está muy cerca de ser terminada, tanto en inglés como en español. Una vez concluida la grabación de la primera edición del disco, que será en inglés, inmediatamente me sentaré a escribir las letras en español y grabar una nueva edición de la historia en nuestro idioma. Naturalmente, no será necesario volver a grabar todas las partes instrumentales, así que el proceso debería ser más corto.

En este momento, también estoy en tratativas de crear una versión comic (o web comic). Y mirando un poco más a futuro, idealmente preferiría que la historia llegue al cine. Es una historia muy visual y muy cinematográfica, y no creo que sea idónea para hacerla en teatro. La versión musical podría realizarse, porque tiene un formato de ópera rock, pero se perderían todos los elementos visuales que tiene la novela. Ese fue uno de los motivos principales por los que también lo escribí en formato literario: para tener en un futuro la posibilidad de que exista un material que se pueda adaptar a la pantalla grande. ¿Quién sabe? ¿Por qué no?

El “¿Por qué no?” con el que cierra esta entrevista reúne un sinfín de deseos, esperanzas y sueños. Todos ellos respaldados por horas de dedicación, esfuerzo y, por supuesto, una gran dosis de talento. Para aquellos que deseen sumergirse aún más en el mundo Wötan pueden visitar la página personal de Guazzelli: http://www.andresguazzelli.com.

Wötan

Comentarios

comentarios

No comments

Deja un comentario

EL TIEMPO
12°
cielo claro
Humedad: 58%
Viento: 5m/s SE
Máx: 12 • Mín: 12
15°
Lun
17°
Mar
17°
Mie
18°
Jue
21°
Vie