Mirador Virtual Mobile

“No todo el mundo atraviesa la pandemia de la misma manera y no afecta a todos por igual”

A raíz de las nuevas medidas expuestas por el Presidente Alberto Fernández el pasado jueves por la noche, la salud mental de la población y las consecuencias que traerá esta segunda cuarentena estricta comienzan a generar preocupaciones e incertidumbres.

Portal Universidad dialogó con Lorena Canet Juric, Investigadora Adjunta del CONICET especializada en Psicología Cognitiva y Educación, quien dio detalles acerca del estudio realizado por la institución “para medir indicadores relacionados a la ansiedad, la depresión y el afecto positivo o negativo. Comenzamos a estudiarlos el año pasado con el inicio de la pandemia pero es longitudinal y todavía continúa activo, la última medición se hizo hace un mes y medio”.

A medida que fue pasando el tiempo de cuarentena notaron un “incremento en los indicadores de sintomatología, como alteraciones en el sueño y en la irritabilidad y aumento en los niveles de intolerancia a la incertidumbre. En ese sentido, progresivamente se empezaron a ver incrementos diferenciados por población” aseguró la investigadora.

No todo el mundo atraviesa la pandemia de la misma manera y no afecta a todos los grupos por igual.

Según el estudio realizado, Canet Juric especificó que “los malestares son multicausales y no únicamente por el encierro. Se genera alrededor de variables que tienen que ver con la persona: si trabaja o no, si está sola o acompañada, si su fuente de sustento se ve afectada o no por la pandemia. Al principio, el encierro en sí mismo parecía ser una variable más. Ahora, con el paso del tiempo, vemos que hay factores que hacen que esto se incremente y que se viva de una manera diferente“.

El fenómeno del coronavirus se ha reproducido a lo largo del mundo y lo que ocurre en muchos países es que “enfrentan la segunda ola y las segundas medidas en niveles que no son iguales al nivel del que se partió. En esta misma línea, nosotros hemos tenido incrementos sostenidos en indicadores de salud mental. Si bien durante el verano esos indicadores empezaron a mejorar, no bajaron al nivel en donde estábamos el primero de marzo del 2020″ explicó la especialista.

Arrancamos esta segunda ola con indicadores por encima de los que teníamos un año atrás. Es como si el auto no arrancara con el tanque de nafta completo y estuviese por la mitad.

En este sentido, Lorena Canet Juric afirmó que “ahora es más difícil enfrentar un nuevo encierro y a eso se le suma el diario del lunes, es decir, lo que generan todas estas situaciones y la incertidumbre de no saber cuándo esto va a parar. Arrancamos otro encierro en un nivel peor al que habíamos arrancado el primero“.

Fuente: portaluniversidad.org.ar

Comentarios

comentarios