Mirador Virtual Mobile

Mauricio Macri sorprendió a María Eugenia Vidal en su retiro espiritual de Chapadmalal y se mostraron alineados

Llegó sin funcionarios y tuvo un encuentro a solas con la gobernadora bonaerense. Fue un gesto de unidad, en medio de versiones sobre las elecciones.

Mauricio Macri viajó en la noche del viernes a Chapadmalal para reunirse con María Eugenia Vidal y sus ministros, que realizaban un “retiro espiritual” para preparar el decisivo año electoral. El Presidente mantuvo una reunión a solas con la gobernadora y cenó con ella y su Gabinete.

Justo cuando desde la gobernación rechazan los rumores que perfilan a la mandataria bonaerense como el plan B de Cambiemos para los comicios, el Presidente y Vidal cerraron filas, se mostraron juntos y en intimidad.

La presencia del jefe de Estado era un rumor para varios ministros. El ministro de Seguridad Cristian Ritondo era un de los pocos que sabía, al tanto de la logística policial. Cerca de las 21, el Presidente apareció solo en el complejo construido por Juan Perón en 1947.

No fue con él Juliana Awada, tampoco el secretario General de Presidencia, Fernando de Andreis, ni su vocero Iván Pavlovsky, los funcionarios que suelen seguirlo donde vaya.

Macri permaneció más de dos horas, hasta las 23.30.

“Tuvieron una charla muy buena, cálida y larga. Macri quiso ir”, precisaron en el entorno de la gobernadora. Tras el encuentro breve entre Vidal y Macri, el Presidente compartió rabas y risotto con los ministros.

Macri visitó a Vidal y sus ministros en Chapadmalal

“Lo notamos muy enchufado”, dijeron cerca de de Vidal. Los ministros bonaerenses le preguntaron cómo se sentía a nivel personal y lo escucharon. El Presidente hizo una evaluación del agitado contexto de los mercados, que golpean a los países emergentes en general y a la Argentina en particular.

Macri se refirió a la situación en Venezuela, al impacto del G-20 y a los elogios que recoge durante sus giras por el exterior. “Contó cómo ven al país en el mundo y cómo siempre marcan las potencialidades de la Argentina y lo que despertamos, desde La Patagonia, al agua, las cataratas o Maradona”, relató otro importante funcionario.

El Presidente les contó su percepción sobre las demandas de la población y les preguntó a los ministros qué cosas les dice la gente durante sus recorridas. Los ministros le dieron detalles sobre la situación de la Provincia.

No se habló, ni en serio ni en broma, del Plan B (o V) que desde la gobernación niegan de cuajo. “Estamos todos alineados”, afirman.

Tampoco se mencionaron los nombres de Cristina Kirchner o de Roberto Lavagna. Sin embargo, ambos sobrevolaron la conversación. “Cómo puede ser que haya gente que no se de cuenta todavía del daño que hicieron”, se quejó Macri.

Como marca el discurso oficial, el Presidente detalló que los argentinos deberán elegir entre dos opciones: el pasado o el futuro. Sin espacio para otra interpretación, Macri quiso decir que no hay lugar para una tercera vía; al economista lo ubica como parte de ese pasado.

En un clima relajado, el Presidente se permitió bromear con Ritondo -fanático de Independiente- y con el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, -hincha de Racing- sobre la definición del campeonato, que tiene a medio Avellaneda en vilo. No hubo espacio para reclamos más trascendentes como los $19 mil millones que Vidal reclama para actualizar el Fondo del Conurbano.

La visita de Macri sirvió para congelar los rumores de una candidatura presidencial de la gobernadora. “El único candidato a presidente de Cambiemos es Mauricio”, le dijo Federico Salvai a Clarín.

El jefe de Gabinete bonaerense y mano derecha de Vidal, que no suele hablar en on, se mostró 100 por ciento alineado con la Casa Rosada. Junto a Ritondo es uno de los pocos ministros bonaerenses acostumbrados a sentarse a una mesa con Macri. Para la mayoría se trató se trató de una novedad: para eso también sirvió la visita del Presidente.

El jefe de Estado y Vidal compartieron tres reuniones hace dos semanas, pero no habían logrado desactivar los rumores del Plan B.

En la Provincia reconocen que necesitan que Macri levante su imagen y su intención de voto, que representan un lastre para la gobernadora y los intendentes, quienes -a diferencia del Presidente- deben enfrentar un escenario sin balotaje.

Explican que el Presidente -para reelegir- necesita sumar voluntades en el interior del país, donde perdió muchos votos con respecto a 2015 y 2017. “Si levanta en el resto de las provincias, crecerá proporcionalmente también en la Provincia”, afirman.

En la gobernación bonaerense subrayan que la caída del Presidente no es tan pronunciada en los municipios donde Cambiemos es oposición. Sostienen que en la inexpugnable La Matanza tienen 27% de intención de voto, “apenas” 3 puntos menos que lo cosechado en la elección legislativa de hace dos años. “Tenemos que recuperar sobre todo en los distritos propios”, confían. Insisten con que la prioridad es seducir a los desencantados con la gestión del Gobierno.

Fuente: Clarin

Comentarios

comentarios

EL TIEMPO
12°
nubes
Humedad: 93%
Viento: 5m/s E
Máx: 12 • Mín: 12
13°
Vie
13°
Sab
12°
Dom
15°
Lun
Weather from OpenWeatherMap