Mirador Virtual Mobile

Tokio, sede de los Juegos Olímpicos y destino imperdible para conocer este 2020

Con sus 14 millones de habitantes, esta metrópolis es el conglomerado urbano más poblado del mundo y ofrece a los turistas que quieran conocerla una multiplicidad de actividades y propuestas gastronómicas, hoteleras y de atracciones culturales

Este año se llevan a cabo en Tokio, capital de Japón, los Juegos Olímpicos 2020, por lo que las búsquedas de vuelos se concentran en este destino. Los Juegos de la XXXII Olimpiada tendrán lugar entre el 24 de julio y el 9 de agosto de 2020. Se estima que los costos de los aéreos aumentarán un 70% a lo largo de los próximos meses, por lo que es recomendable reservar lo antes posible.

Con sus 14 millones de habitantes según el último censo oficial, Tokio es la metrópoli más populosa de este país asiático y la aglomeración urbana más poblada del mundo. Su historia se remonta a 1603, cuando leyasu Tokugawa estableció allí el gobierno feudal y desde entonces goza de un próspero desarrollo. Es el centro político, económico y cultural de Japón, dividida en 23 distritos que incluyen 26 ciudades, 5 ciudadelas y 8 aldeas. La prefectura de Tokio se encuentra casi al centro del archipiélago de Japón, en la parte meridional de la región.

Además de ser sede del mayor evento deportivo internacional multidisciplinario, Tokio es una excelente alternativa para conocer durante el año por su sorprendente cultura, su animada vida nocturna, probar su exótica gastronomía o para ir de compras en una de las ciudades más apropiadas y con más oferta de productos del mundo.

Una de los aspectos más complicados a la hora de viajar a Japón es el idioma. Es muy raro que sus habitantes hablen inglés u otros idiomas, aunque con los más jóvenes las probabilidades son más altas. A su vez, en esta nación coexisten tres alfabetos distintos: kanji, hiragana y katakana. A estos tres se suma el Romaji, que es la representación del japonés con caracteres latinos.

¿Qué documentación se requiere para emprender este viaje? Para visitar Japón tan solo se necesita tener un pasaporte con la validez suficiente para la estancia total, un pasaje de ida y vuelta. La permanencia máxima de estancia para argentinos es de hasta 3 meses, de acuerdo a los acuerdos existentes entre ambos países.

Los precios, con excepción del transporte, son en general accesibles en Japón. Por ejemplo, en lo que respecta a comida y bebida, una botella de agua puede costar 100 yenes -moneda oficial-, que en pesos argentinos corresponde a $55. Un café en promedio sale 400 yenes, alrededor de $220, una de las bebidas más caras. Un plato de comida en un puesto de comida en la calle puede costar entre 500 a 1200 yenes, en pesos argentinos de $275 a $600. Una cena de 3 platos en un restaurante en promedio puede salir 2000 yenes, 1100 pesos argentinos.

La gastronomía japonesa es diversa, variada y con tantos platos calientes como fríos. A los japoneses les encanta comer y es algo que se puede percibir en el ambiente. Tokio cuenta con miles de restaurantes, muchos de ellos abiertos durante todo el día, …y noche.

Entre los platos más importantes de la cocina japonesa se pueden citar el tradicional sushi, arroz cocido adobado con diferentes ingredientes y usualmente acompañado de pescado o marisco crudo; sashimi, una especie de carpaccio de pescado o marisco crudo; el ramen o sopa de fideos japoneses que puede ser de distintos tipos tales como de sal, soja o miso y acompañada por pollo, lomo o huevos; el okonomiyaki, masa de varios ingredientes cocinados a la plancha que tiene algún parecido con la pizza o tortilla; y el famoso fugu, famoso pez globo, que además de ser extremadamente caro es venenoso, por lo que solo puede ser consumido en locales autorizados.

El transporte es uno de los ítems más caros: el Japan Rail Pass de 7 días cuesta 28.300 yenes, es decir $15.572. Viajar desde el aeropuerto de Narita hasta Tokio puede llegar a salir 3100 yenes, unos 1.700 pesos argentinos. El abono de un día para el metro de Tokio, 710 yenes o 390 pesos y finalmente un trayecto promedio en taxi de 1000 a 1500 yenes, es decir hasta $825.

El alojamiento por su parte en las zonas de Shinjuku y Ginza parte desde los 10.000 yenes, 5502 pesos argentinos por noche. Para aprovechar al máximo de la vida nocturna, además de Shinjuku se puede visitar los barrios de Roppongi y Shibuya. Los hoteles en promedio allí se encuentran alrededor de los $4700.

Una vez allí, más que puntos de interés específicos, Tokio se puede vivir a través de sus distintas zonas. Por ejemplo, las calles de Shinjuku son la viva imagen que todas las personas tienen en mente de un barrio cosmopolita. Shibuya es uno de los sectores que marca tendencia y se caracteriza por ser un punto de referencia en cuanto a la moda y la vida nocturna y gastronómica.

Harajuku es el barrio más fashion de Tokio y es dónde se reúnen los personajes más extravagantes de la megalópolis: el animé y el cosplay se respiran en cada metro cuadrado. Por su parte, Asakusa es uno de los barrios más tradicionales del centro. Allí se encuentra el Templo Sensoji, el más antiguo e imponente de Tokio.

Ubicado en el corazón de la ciudad, Ginza se caracteriza por sus grandes avenidas y sus exclusivas tiendas de alto standing, íconos cosmopolitas. Al alzar la vista, se mire donde se mire se pueden observar imponentes letreros luminosos. Se compara con la Quinta Avenida de Nueva York, y es la zona más elitista y cara de esta gran ciudad.

En cuanto a los museos y galerías para conocer, los imperdibles son el Museo Nacional de Tokio, el Edo-Tokio y el Museo de Ciencias e Innovación.

El Museo Nacional de Tokio es el más grande de todo Japón. Consta de 5 edificios donde se exponen piezas locales y de toda la nación, brinda la oportunidad de familiarizarse con la cultura y la historia de esta fabulosa nación. Es el más visitado de la ciudad.

El Edo Tokyo narra la historia de la ciudad de una forma más entretenida e interactiva. Se compone de piezas originales, maquetas y réplicas de objetos y edificios que rememoran la historia de este poblado desde finales de siglo XVI hasta su revolución industrial. Abrió sus puertas el 28 de marzo de 1993. La exposición es muy ilustrativa e interactiva: muchos objetos se pueden tocar e incluso se puede entrar a alguno de los edificios.

Por su parte, el Museo Nacional de Ciencias e Innovación -llamado comúnmente Miraikan- se encuentra ubicado en Odaiba. Ofrece a los visitantes experimentar con las últimas novedades científicas y conocer las tendencias vinculadas a la ciencia de cara a los próximos años.

El Monte Fuji es un símbolo japonés por excelencia. Este volcán -afortunadamente inactivo desde 1708- es digno de visitar, ya que es la montaña sagrada más venerada por los japoneses. Se eleva a más de 2400 metros de altura y tiene una vistosa capa de nieves perpetuas, que coronan su sima. Su ladera está llena de santuarios budistas, arcos torii y otros elementos de la cultura nipona. Se ubica a 100 kilómetros al suroeste de Tokio.

Otra de las visitas que se emprender y a tan solo 130 km de esta majestuosa ciudad son los santuarios de Nikko. Conformado por diversos templos, estas edificaciones son el mejor reflejo de la arquitectura tradicional japonesa y a pesar de su pequeño tamaño, maravilla a sus visitantes con sus atractivos turísticos: los templos y el Parque Nacional de Nikko. Para los amantes de la naturaleza, se recomienda visitar las cataratas del parque, las montañas Nantai y Nikko-Shirane y el lago Chūzenji.

Si se dispone de tiempo extra, y para aprovechar la cercanía, se puede visitar Yokohama, la segunda ciudad más grande de Japón y una de las urbes más modernas del país, que albergó la final de la Copa Mundial de Fútbol del año 2002. Su principal atracción de la ciudad es la Torre de Yokohama, la segunda más alta de Japón que ofrece unas vistas inmejorables del Monte Fuji desde su Sky Garden.

Fuente: infobae.com

Comentarios

comentarios